Teatro y Ecologismo: Una manera de abordar utopías posibles para combatir el eco-fascismo

La actriz y bióloga Laura Hernando nos presenta su taller de teatro y ecologismo en La horizontal

Por Virginia Fernández Ruiz,

En el cambio de paradigma económico hacia la sostenibilidad urge un cambio de valores sobre el consumo, que debería inculcarse desde la reflexión y la participación de los más jóvenes. En ese sentido, Ciencia y Humanismo necesitan darse la mano para llegar a entender los principales cambios que se están produciendo en el planeta. ¿Cómo abordar inquietudes relacionadas con el cambio climático, sin caer en la eco-ansiedad o la desesperación? Existen iniciativas ligadas al mundo teatral, que aplicadas al mundo educativo podrían ayudar a dar respuesta a muchas dudas y movilizar a los jóvenes.

En ese sentido, La actriz y bióloga Laura Hernando descubrió que combinar sus estudios de biología y su pasión por el teatro eran más que compatibles, en un intento por abordar problemáticas sociales relacionadas con el respeto a la naturaleza y las consecuencias del impacto humano sobre ella. “Desde el análisis de cómo se vive en las ciudades se pueden llegar a tratar muchos temas que están directamente conectados con la soledad, la contaminación o la precariedad en la que vivimos para afrontar miedos y preocupaciones actuales”, añade, mientras trata de explicarme su último proyecto teatral: “Atomizada”, donde intenta mostrar la vulnerabilidad, el aislamiento y la precariedad que supone vivir en una gran ciudad, con todas las luchas cotidianas que esto conlleva. “Los trabajos precarios y temporales, las ciudades de asfalto y las viviendas de 30m2, nos inundan marcando unos tiempos no aptos para la vida, para la convivencia ni para el desarrollo personal”, según se denuncia en esta obra de teatro.

Hace seis años aterrizó en la ciudad argentina de Córdoba para continuar sus estudios, a través del programa de becas CEAL. Allí comprendió la fuerza del teatro comunitario para tratar de abordar temas, que por lo general, siguen siendo invisibles o poco apetecibles de tocar en profundidad para la mayoría de los urbanitas, por todo lo que conlleva enfrentarse a realidades incómodas de afrontar. En ese contexto nuevo, el teatro campesino le hizo entender realmente que era posible hacer otro tipo de teatro, más enraizado con el planteamiento del teatro de las oprimidas. Así que cuando regresó a Madrid decidió que quería dar un giro a su formación y seguir invirtiendo tiempo y esfuerzo en aprender más sobre interpretación, desde un punto de vista más comprometido y profesional. Se formó tres años en la sala Cuarta Pared, una escuela que considera tener un enfoque muy orientado a lo social.

La necesidad de trabajar las utopías posibles

Desde entonces ha estado metida en muchas iniciativas activistas, tratando de buscar la manera de llegar a los más jóvenes, a través de talleres y creaciones escénicas de cosecha propia. Ha participado en acciones performáticas a pie de calle, en un intento por hacer del arte efímero del teatro, una oportunidad para conectar directamente con la gente de la calle. Le encantaría poder trabajar con adolescentes o jóvenes que tengan ganas de trabajarse sus dudas, angustias o desconocimientos sobre la nueva realidad a la que nos enfrentaremos en los próximos años. Por ello, está tratando de sacar adelante un taller sobre teatro y ecologismo en “La Horizontal”, un centro cultural autogestionado de Vallecas.

Mi objetivo es trabajar a partir de las inquietudes que nos plantea el cambio climático, pero también abordarlo desde las interdependencias que nos plantean los límites de los recursos planetarios, incentivando la imaginación, para ser capaces de pensar en como poder alcanzar utopías posibles”, recalca Laura, convencida de que hay que hacer frente a los eco-fascismos poniendo el foco en la reflexión y la importancia de empoderarnos mediante el conocimiento. “Hay quienes están intentando aprovechar la crisis climática para decidir quiénes tendrán derechos y quiénes no, algo que no podemos permitir”, añade.

Su taller está dirigido fundamentalmente a chavales entre 12 y 18 años, aunque asegura que también sería interesante incluir personas de distintas generaciones, aunque pueda ser también más complicado de combinar. El resultado final sería generar creaciones colectivas que pudieran ser interpretadas no solo en un escenario, sino también a pie de calle. Hablar de las preocupaciones y las posibles soluciones tratando temas que tengan que ver con el ecologismo social, el eco-feminismo, el consumismo o al activismo… todo ello usando las herramientas que ofrece el juego teatral, como estrategia de crecimiento personal y reflexión participativa.

“Creo que es muy importante fomentar las redes de apoyo para llegar a ser más fuertes en la resolución de problemas, también tener la posibilidad de llegar a chavales que no se han planteado todavía ciertas cuestiones, sobre la importancia de vivir y consumir de manera consciente y crítica.

FOTO: «Obra Atomizada» La actriz Laura Hernando junto a la chelista y compositora Paula Zurdo Ballesteros. Obra dirigida por Milagro Lalli.

MÁS INFO sobre el taller:

Todos los Jueves de 18h a 20h en La Horizontal, para jóvenes entra 12 y 18 años

Contacto: laurahervic@gmail.com

Para ponerse en contacto con La Horizontal: https://www.instagram.com/la_horizontal/

Publicado por cuentameloenverde

Cooperación, empatía e imaginación son las claves para hacer el cambio posible.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: