Ecos del Duero: una escuela práctica para aprender a vivir de una manera más sana, ecológica y sostenible

Por Virginia Fernández Ruiz,

Muchos urbanitas nos preguntamos cómo podríamos llevar una vida más sostenible, de qué manera podemos empezar a cambiar nuestros hábitos de vida y consumo, en un momento en que se habla de la necesidad de aplicar el decrecimiento en nuestras vidas, a raíz del agotamiento de los recursos y la superproducción, responsable del cambio climático.

Algo muy complicado de llevar a cabo en una ciudad, donde el ritmo de vida, nuestra manera de producir y vivir nos marca unas pautas y unos obstáculos que tienen que ver no solo con nuestra falta de poder adquisitivo, sino también con la falta de tiempo y conocimiento sobre cómo poner en práctica la sostenibilidad en nuestras vidas.

Para lograr alcanzar este hito son fundamentales los emprendedores culturales: Aquellos que apuestan por cambiar los hábitos a través de la educación y la experimentación, en relación a saberes y artes que nos lleven a producir, vivir y consumir dentro de los límites posibles de los recursos del planeta.

En este contexto de transición, Mónica Ibañez y Pedro Garrido se atrevieron a crear una escuela práctica para la sostenibilidad: “Ecos del Duero”, ubicada en Tubilla del Lago, en la Ribera del Duero Burgalesa. Hace seis años se conocieron y asistieron al taller Karuna, sobre bioconstrucción, impartido por Iñaki Urkia. Desde entonces, emprendieron juntos la aventura de buscar y diseñar una finca a medida, un espacio donde poder ser autosuficientes gestionando su propia producción y consumo, con el objetivo de hacer un cambio vital y laboral, que les planteara también el reto de poder aprender, y a la vez, de transmitir sus saberes a otros de manera regular.

Su proyecto, que se ubica en la finca el Saúco, consta de tres patas fundamentales: Talleres de educación medio ambiental para lograr un consumo responsable y consciente, dinamización agro-ecológica para una alimentación sostenible, y por último, talleres y asesoramiento en Bioconstrucción.

Actualmente, están más volcados en ofrecer talleres de alimentación regenerativa y dinamización medio ambiental para ayuntamientos y para la diputación de Castilla León. Concretamente, hasta el momento se han movido fundamentalmente por los pueblos de la zona, como por ejemplo Fresnillo de las dueñas, Montejo de la Vega y Fuente Espina. A pesar de que llevan ya un largo recorrido desde que arrancaron el proyecto, llevan viviendo en la finca tan solo cuatro meses, y esperan a partir de ahora ir programando talleres y actividades que tengan una mayor regularidad.

Próximamente, del 21 al 28 de noviembre han organizado con el apoyo del Ayuntamiento de Aranda del Duero y Urbasser, y en el marco de “La Semana Europea para la Prevención de Residuos”, una semana llena de actividades relacionadas con la economía circular para promover e implantar acciones de sensibilización sobre recursos sostenibles y gestión de residuos.

Otra iniciativa que organizan periódicamente es el Mercado Ribera Natural, donde ofrecen e informan sobre productos y servicios locales, naturales y sostenibles, dentro del marco de las eco jornadas del Duero.

Neorrurales en busca de alternativas

“Es necesario pararse a pensar en la vida que realmente quieres, se puede vivir y trabajar de otra manera. Hay que sacar tiempo para formarse y sobre todo experimentarlo, para también poder enseñárselo a otras personas”, enfatiza Mónica, que opina que pasar de la teoría a la práctica es también un proceso que a veces no es evidente, por falta de recursos o accesibilidad a ciertos espacios.

Por ello, opinan que son muy importantes los mercados de productos artesanales y ecológicos para difundir nuevos productos eco-sostenibles, también que haya modelos de producción y distribución alternativos, pero también gente que se lance a consumir de una manera distinta. “A la gente no le importa gastarse 500€ en un móvil nuevo, pero no quiere gastarse 5€ de más en consumir carne ecológica y de calidad”, pone como ejemplo Mónica. En ese sentido, según su opinión no hay que olvidarse de saber diferenciar el precio y el valor, para reconsiderar también la opción de consumir en menor cantidad, pero hacerlo apostando por una mayor calidad, aunque sea un poco más caro. “Tampoco se trata de consumir lo más gourmet, pero sí plantearse si estamos invirtiendo en productos de calidad y con unos valores más sostenibles”.

A veces, paradójicamente y lejos de lo que se piensa, en la ciudad existe más facilidad para acceder a ciertos productos eco-sostenibles, mientras que en el campo muchas veces existen barreras como la falta de acceso a la tierra, que hace difícil que la gente pueda plantearse autogestionar su alimentación y su vida tal y como le gustaría. De esta manera, puedes estar sensibilizado con un cambio de hábitos en el pueblo, pero no tener acceso a ello, afirman ambos.

Vivienda ecológica

Aunque por el momento, han sido ellos fundamentalmente quienes se han tenido que mover para ir en busca de lugares donde impartir talleres, también hay gente de la ciudad y curiosos que se acercan allí para visitar la finca y ver “in situ” otra manera de vivir. “los perfiles que se acercan a nosotros son personas que están pensando en irse a vivir al campo, y nosotros lo que podemos hacer en ese sentido es asesorarles”, añade Pedro, más volcado en los temas relativos a la Bioconstrucción. Según él lo interesante es que en la escuela se enseña a usar materiales que normalmente en otros sitios no se enseñan. Es una oportunidad para impregnarse de saberes no convencionales.

Por el momento, no se plantean abrir el espacio a posibles voluntarios, pero tampoco lo descartan de cara al futuro. “Aún estamos diseñando el espacio y también nos apetece disfrutar del proceso, que ahora está empezando a dar resultados. A veces no es fácil compaginar tener gente aquí de manera más regular, con la tranquilidad que deseamos y que hemos venido a buscar mudándonos aquí”, afirma Pedro.

Para más INFO sobre el proyecto, os invitamos a visitar su página WEB, donde viene toda la información sobre sus próximas actividades: http://ecosdelduero.com/

Publicado por cuentameloenverde

Cooperación, empatía e imaginación son las claves para hacer el cambio posible.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: